El gasto en seguros de salud es la partida de gastos con mayor incremento en los particulares de este sector

Este gasto ha crecido un 4,8% (datos consensuados de 2016), manifestando una tendencia continuista, según el Observatorio para el Seguimiento de la Competencia en el Ramo de la Salud elaborado por BRAINTRUST. El cambio en la tendencia de los indicadores socioeconómicos evidencia la recuperación económica y el ramo de los seguros de salud sale claramente favorecido.


BRAINTRUST en su Observatorio para el Seguimiento de la Competencia en el Ramo de la Salud 2017, ha analizado el contexto socioeconómico, y la coyuntura y expectativas de mercado desde 2008 hasta 2019. Para ello ha estudiado la evolución de diferentes indicadores: PIB, IPC de los seguros y servicios médicos, IPC general, consumo de la Administración Pública o el consumo de los hogares, utilizando por un lado fuentes de datos primarias (INE y otros) y por otros datos contrastados de investigaciones propias.

En su análisis pormenorizado BRAINTRUST concluye “que a nivel nacional estamos ante un contexto económico de crecimiento con tipos de interés bajos, un consumo en ascenso y unos precios del seguro médico al alza, augurando un buen horizonte para el negocio de los seguros de salud”. Asimismo, los datos del citado Observatorio confirman que País Vasco, Navarra, Cataluña, Madrid, Asturias y Baleares son las CC. AA con mayor renta neta media per cápita de España gracias a sus mayores tasas de ocupación y de empleo, lo que sin duda las convierte en zonas de mayor potencial para el mercado de los seguros de salud.

Al analizar la evolución del gasto sanitario durante 2011-2016, el observatorio de BRAINTRUST constata que el gasto en los seguros de salud creció en un +17,5%, el gasto sanitario en un +10% y el gasto de bolsillo en un +9,9%. Esto contrasta, sin embargo, con que el gasto público en salud descendió en un -1,4%. Si analizamos la variación interanual de 2015-16, los seguros de salud privados se incrementaron en un 4,8%, en consonancia con el IPC de seguros médicos (+4,6% en 2016), mientras que el gasto sanitario público lo hizo sólo en un 3,4%.

BRAINTRUST, en su análisis sobre el gasto medio por persona dedicado a la salud en los hogares españoles, constata que en 2016 el mayor incremento se produjo en el referido al seguro de salud, con un +9,6%, frente al resto de categorías como aparatos y equipos terapéuticos, productos farmacéuticos, servicios dentales, servicios médicos, servicios hospitalarios y otros productos médicos.

Estas cifras son fiel reflejo de que la preocupación por la sanidad se encuentra entre las prioridades de la población española. Así, según el último barómetro del CIS (febrero 2018), es el quinto problema que preocupa a los españoles. La salud es percibida como algo necesario y con ella no se juega, tal y como comprobamos en el “Observatorio para el Seguimiento de la Competencia en Seguros de Salud” realizado por BRAINTRUST. Los ciudadanos demandan más y mejores servicios sanitarios, diagnósticos y tratamientos. La sanidad pública universal conlleva larga listas de esperas y desasosiego para la sociedad, es ahí donde la sanidad privada ha encontrado su hueco y a la vez necesidad. Cada día crece más y más sumando clientes/pacientes y acumulando nuevas y más amplias coberturas.

Comsxxi

Related posts